Música electroacústica

En 1954, Varése llegó a París y terminó la composición Déserts, en la cual combinaba sonidos vivos y música concreta grabada. Esta obra fue muy mal recibida por el público, a tal punto de armarse un alboroto como el que se organizó en La consagración de la primavera de Stravinsky. En 1958 el nombre de música concreta fue reemplazado por el término de experiencias musicales. Tal vez el fin de obtener una metodología y de un estudio total de los objetos sonoros que llegue a cristalizar en un solfeo concreto, ha sido el que apartó a Schaeffer de la línea evolutiva de la electrónica, al no resignarse a integrar en su sistema a esta música, sino seguir fiel a los sonidos concretos del mundo, sean del tipo natural, mecánico o instrumental desnaturalizado. Se le ha acusado al final de su carrera de dogmático y estrecho, por ser su última producción más utilitaria que creativa.

Pierre Henry trajo al trabajo de la música concreta un espíritu de músico a la manera tradicional, en el sentido de preferir manipular un material según su sentir  que la sistematización teórica del mismo. Sus siguientes obras tales como El micrófono bien temperado (1951) o Alto voltaje (1955), anunciaban diferencias con su colega, con el que rompería en 1958 para dedicarse a la creación independiente. Desde allí ha compuesto obras que incorporan elementos de la música electrónica y en lo que hoy es música electroacústica.

Claudio Lluan (Rosario, Santa Fe)

Claudio Lluan (Rosario, Santa Fe)

La música concreta ha demostrado su adaptabilidad al posibilitar a músicos de distintas tendencias a materializar sus investigaciones. Entre ellos encontramos a Milhaud, Messaien, Boulez, Philippot, Bayle, los italianos Berio y Madena, los polacos Patkovski y Penderecki, los japoneses Mayuzumi y Mujoshi. Igualmente no resulta raro que muchas de las obras de los compositores de música concreta hayan sido destinadas al ballet, ya que su vaivén las hace muy aptas para la escena. Después de más de diez años de su invención, la música concreta y la música electrónica ya no se consideraron  como dos cosas absolutamente diferentes y separadas.

En Argentina encontramos músicos destacados en la música electroacústica, entre ellos Claudio Lluán, Daniel Teruggi, Dante Grela, Mauricio Kagel, entre otros. Grandes que llevaron un poco del país al mundo.

Promociones primavera Musifica

Conclusión:

Para concluir debemos referirnos a las primeras palabras de este ensayo. Ha sido demostrado durante la exposición, que incluir ruidos a la música no ha sido tarea fácil. Que al público le costó y aún le cuesta acostumbrar la oreja a estas nuevas composiciones. Incluso a nosotros nos dificultó el apreciamiento de las mismas como una obra musical. Por un lado puede deberse a la falta de costumbre, por el otro al acceso, y por último por el fuerte empeño de la formación académica en discernir entre ruido, sonido y silencio, como también destacar la música clásica, barroca y romántica. Puede suponerse que esta última causa sea por la facilidad de análisis de esos períodos, como su forma, entre otros aspectos. En oposición, expresaríamos que si no conociésemos lo anterior, de alguna manera la música concreta, el ruidismo y demás corrientes contemporáneas, serían nuestra lengua madre, por ende se convertirían en sencillas. La música puede perfectamente incorporar ruidos, en nuestra opinión, nunca debería dejarse de lado la musicalidad, a pesar de la estética, elementos, metodologías aplicadas a las composiciones. Por este motivo es que a Russolo lo consideramos como un experimentador y no como un músico y a Schaeffer un nexo entre éste y Henry. Esto no quiere decir que postulamos restarle importancia, puesto que no podríamos ver los resultados sin pasar por las primeras exploraciones. Sólo que abrieron el camino para grandes uniones entre ruidos y sonidos que se reflejarán en la música contemporánea y futuros movimientos.

También agregaremos que la música contemporánea permitió un abanico de oportunidades en el aula. Muchos alumnos disfrutan creando música a partir de instrumentos cotidianos, desde una cuchara hasta un violín hecho a mano. Los contenidos integran ejes de la creación y la producción como también de la audición musical. Las composiciones mejoran día a día y el universo de opciones se expande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *