Planificación en MúsicaRealizar una planificación en educación musical no es tarea sencilla. Esto puede darse por diferentes razones, por un lado puede ser que cueste poner en papel aquello que se nos ocurre, por el otro por no saber realmente qué es, entre otras cosas.

La idea en este artículo es entonces facilitar un poco esta tarea poniendo en relevancia aspectos de la planificación. No se puede pretender que un simple escrito cambie la vida de miles de personas, pero un grano de arena es un grano de arena.

Primero definamos lo que es:

“La Planificación o programación didáctica, es un material escrito que muestra lo que el docente pretende realizar y cómo lo evaluará en relación a un grupo de alumnos determinado”.

Existen entonces diversas cuestiones a tener en cuenta:

1. La concepción del proyecto curricular de cada grupo clase responde a una serie de contenidos detallados en el diseño curricular del país al que pertenece.  Por ejemplo, en Argentina actualmente son los NAP.

Cada país, de acuerdo a sus modelos curriculares, arma un diseño curricular con los contenidos que se deben dar en todo el territorio. La elección de éstos forma parte de resultados de estudios que se realizaron de acuerdo a las características de la población. Cada región o provincia puede además confeccionar su propia adaptación del mismo si el Estado lo aprueba.

Cuando el docente desee seleccionar los contenidos a dar tiene que tener en cuenta que cumplan con la reglamentación, y si no es así presentar una justificación, en el plan anual, del porqué de su decisión. Es decir que el contenido tiene que estar detallado en el diseño curricular, agregándole (si no la presenta) la dificultad pertinente a su grupo de alumnos. Esto no quiere decir que se deben elegir todos los ejes y contenidos que se muestran en el diseño. Por eso la planificación es una adaptación de la currícula al grupo de aprendices.

Promociones primavera MusificaAdemás la programación debe ser acorde al plan institucional de la escuela en donde se presentará. Cada institución posee un PCI, con las características de sus miembros y la metodología a aplicar, entre otras cosas.

 2. La planificación debe tener en cuenta los conocimientos básicos, la situación  y el nivel de aprendizaje de los alumnos.

Es ilógico pensar que todas las planificaciones que realizamos nos servirán toda la vida. Ésto es por dos sencillas razones: primero los alumnos no son siempre los mismos. La condición social afecta notablemente el proceso de aprendizaje y las nociones básicas que cada alumno trae. No es lo mismo un alumno en los años ´90 que en este año. No son las mismas conductas de un grado al otro, es decir que cada curso presenta características únicas. Por el otro lado, el docente no es el mismo. A través de los años recibe formaciones de diversas índoles. Estos conocimientos pueden ser adquiridos de diferentes maneras, tales como por la experiencia, nuevas metodologías y estudios, lecturas, análisis, etc.

Entonces el diseño que a realizar debe ser acorde al diagnóstico que se realiza en los alumnos. Esta es una evaluación para saber cuáles son los conocimientos que presentan, sus habilidades y falencias. Hacer un buen diagnóstico es la clave.

3. El objetivo y la evaluación deben ser acordes al contenido.

De acuerdo al contenido elegido se debe plantear aquello que deseamos lograr. Qué es lo que pretendemos en la planificación es un punto importante. De la misma manera, la evaluación debe corresponder, es decir que no podemos establecer un criterio de evaluación sin tener en cuenta los indicadores y aquello que queremos confirmar que esté aprendido.Planificación

4. La planificación debe presentarse de acuerdo a la plantilla diseñada en cada currícula.

Este tipo de texto presenta un formato específico con ítems claros y preestablecidos. Por ejemplo en la unidad didáctica deben estipularse, en muchos países, las estrategias y las actividades en un orden determinado, en cambio los trayectos contienen los materiales didácticos mencionados según su uso.

5. Determinar la duración del plan a efectuar.

La temporalización es un aspecto a tener en cuenta. Cuando hablamos de que la planificación sea para todo el año, se llama plan anual, en cambio, si es una a corto plazo se denomina Unidad Didáctica, Recorrido o Trayecto. Sobre las diferencias hablaremos en otro artículo.

Espero que este material les sirva y ayude en su práctica docente, igualmente cabe destacar que aquello que escribimos en la programación no siempre se refleja de manera exacta en el aula. Siempre suceden cosas que nos hacen modificar tal o cual actividad. Lo importante es tener un plan (y unos cuantos por si las dudas!!!).

 

5 Comments

  1. Estela Pérez dice:

    Al fin algo claro!!! Muchísimas gracias!!! Seguro me va a servir para el año que viene porque fueron desastrozas las que presenté este año… me las corrigieron como cinco veces…

  2. angie dice:

    Me ayuda mucho, gracias! Dónde puedo ver ejemplos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *