5377303476_bc26887af3_oPara poder trabajar un contenido en el aula necesitamos saber la especificidad del mismo. Por ejemplo si lo que voy a dar es instrumentos, no es lo mismo decir de la orquesta, folklóricos, o étnicos, como también aerófonos, cordófonos, membranófonos, o etc. En el caso del contenido de altura debemos exponer si lo que queremos definir es grado de altura, en cuyo caso la definición del apartado anterior vendría bárbaro, pero ¿qué pasa si lo que quiero conceptualizar es los registros de alturas? En ese caso debemos recurrir nuevamente a definirlo:

“Los registros de altura es la delimitación aproximada de zonas dentro del campo de altura audibles. Existen registros agudos, medios y graves.”

Quiere decir que es esta cita hablamos de un conjunto de sonidos mientras que en el caso de grados es uno solo en relación con otro.

Ese sonido de sirena, de ambulancia, lo cuando hacemos que subo la escalera o ascensor con la voz, ¿qué especificidad es? Bueno, eso corresponde a otro subcontenido que es las variaciones de altura. Para enunciarlo primero deberíamos definir que no es lo mismo altura fija y altura variable. La primera significa que el sonido se mantiene en la misma frecuencia, y la segunda que cambia de frecuencia hacia sonidos más agudos o más graves. El piano es un instrumento que realiza una altura fija cuando se toca una nota. De igual manera puedo hacer una altura variable si realizo un glissando desde esa misma nota hacia la octava superior (por ejemplo).

Silvia Malbrán expone que existen dos tipos de variaciones, una es la continua donde pasa por todas las frecuencias entre un sonido y otro y la otra es la graduada en donde pasa por grados de altura identificables separadamente. Es decir que con una flauta de émbolo puedo hacer una variación de altura continua y en la dulce gradual. Pero también hay otros instrumentos, como el trombón y la guitarra que realizan altura continua, y el oboe, la quena, el metalofón, de variación gradual.

Pepa Vivanco, en cambio da otra forma de expresar lo mismo.

Pepa Vivanco - Exploremos el sonido

Pepa Vivanco – Exploremos el sonido

“Relaciones entre frecuencias, significa  formas de ‘relacionar’ frecuencias mayores (sonidos más agudos) y frecuencias menores (más graves). En la medida en que transcurre un tiempo al pasar de una frecuencia a la otra podemos hablar de diseño melódico.

Hablamos también de movimiento sonoro porque se percibe el desplazamiento del sonido de un lugar (una frecuencia) al otro (otra frecuencia).

Percibimos como sonidos estables, sin variaciones internas una nota de un piano, el ruido de un acondicionador de aire. Podemos decir que cuando cantamos una canción lo hacemos con líneas, con sonidos estables:

Pepa Vivanco - Exploremos el Sonido

Pepa Vivanco – Exploremos el Sonido

Cuando un auto disminuye la marcha al detenerse, su motor produce un ruido bastante continuo descendiendo la altura. También es continuo el glissando de una nota grave a una aguda en el violín. Y cuando cantamos una escala ascendente o descendente podemos decir que el diseño melódico es continuo pues mantenemos la misma dirección en el desplazamiento de alturas.”

Pero en su libro también expone un nuevo subconjunto: el de altura determinada e indeterminada. Hemos escuchado una vez que se dijo en una clase que la altura determinada era aquella que se podía entonar con la voz, mientras que la otra no. Por ejemplo se puede entonar fácilmente los sonidos de la trompeta, pero no sucede lo mismo con los de la cajita china.

Ahora sólo nos queda saber cual es el nivel de dificultad de cada uno. Este tema lo desarrollaremos en otro artículo.

4 Comments

  1. mandrago dice:

    Excelente. Muchas gracias

  2. Rodrigo dice:

    Realmente daba esto sin saber que se llamaban así… Interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *